Resentimiento, negación y la viga en el ojo ajeno

(Scroll down for English)

WisteriaAlgunas personas sacan a relucir lo mejor de nosotros y otras, lo peor. Pero ese peor, ¿qué será? ¿Porqué ciertas personas nos irritan tanto? Un padre o una madre, un compañero de trabajo o incluso un amigo de toda la vida pueden resultar ser el sujeto de nuestro enojo, nuestro desdén, ya que aquellos con quienes pasamos tiempo en un momento u otro acaban mostrándonos rasgos de carácter que vemos como fallos suyos, más que nuestros. “No seas hipócrita”, nos pueden achacar. “Quítate la viga de tu propio ojo antes de querer sacar la paja del de tu hermano”. A primera vista, su comentario parece ser una invitación para examinar nuestros propios defectos, los cuales, al parecer, son mucho mayores que los suyos. ¿Pero en el ojo de quién se encuentra el palo y en cuál la astilla? Continue reading “Resentimiento, negación y la viga en el ojo ajeno”

El fluir

Tim XS650m

Tiempo atrás, en mi juventud desperdiciada, volvía el fin de semana a casa desde la universidad para ver a mi novia, para que mamá me lavara la ropa y para zamparme la anhelada comida casera. El viaje de dos horas de regreso al cole en moto me llevó a atravesar varias ciudades grandes con sus ingratos semáforos y congestión correspondientes, en hora punta el lunes por la mañana. Camiones gigantescos aplastadores de motos bramando su suciedad bajo el entumecedor cóctel de lluvia fría y niebla invernal.

Después de unos dieciocho meses de soportar estas condiciones algo me inspiró a sacar un mapa para ver si había una ruta alternativa. Yvonne BoxleymmY allí estaba: algunos pequeños pueblos y el resto todo en carreteras secundarias de curvas rápidas entrelazadas, rectos largos sin radares, con poco tráfico e incluso un lugar de parada a mitad del camino junto a un molino de viento, con vistas de la contemplativa campiña. Podría haber hecho el cambio antes, lo único que me había retenido era mi falta de imaginación y mi resistencia al cambio.