El fluir

Tim XS650m

Tiempo atrás, en mi juventud desperdiciada, volvía el fin de semana a casa desde la universidad para ver a mi novia, para que mamá me lavara la ropa y para zamparme la anhelada comida casera. El viaje de dos horas de regreso al cole en moto me llevó a atravesar varias ciudades grandes con sus ingratos semáforos y congestión correspondientes, en hora punta el lunes por la mañana. Camiones gigantescos aplastadores de motos bramando su suciedad bajo el entumecedor cóctel de lluvia fría y niebla invernal.

Después de unos dieciocho meses de soportar estas condiciones algo me inspiró a sacar un mapa para ver si había una ruta alternativa. Yvonne BoxleymmY allí estaba: algunos pequeños pueblos y el resto todo en carreteras secundarias de curvas rápidas entrelazadas, rectos largos sin radares, con poco tráfico e incluso un lugar de parada a mitad del camino junto a un molino de viento, con vistas de la contemplativa campiña. Podría haber hecho el cambio antes, lo único que me había retenido era mi falta de imaginación y mi resistencia al cambio.

Advertisements

¿Quién quiere una linea recta aburrida?

I realise that if I were stable and steady and static, I would be living death. So I accept confusion and uncertainty and fear and emotional highs and lows because they are the price I willingly pay for a flowing, perplexing, exciting life.” (Carl Rogers)

 

Carl Rogers